Comisiones de Gestión

Queremos premiar en especial a los partícipes tempranos, y premiar a los que permanezcan invertidos a largo plazo.

La primera parte del plan seguirá un régimen basado en nivel de patrimonio del fondo.

Cuando la actual Clase A alcance los 25 millones de Euros de patrimonio, se bajará la actual comisión de gestión fija en la Clase A a todos los partícipes desde el 1% actual hasta el 0.65% sobre la totalidad del patrimonio de dicha clase, al mismo tiempo que se introduce una comisión de éxito del 2.5% en dicha clase. (Consultar este artículo de Rankia sobre el por qué y cómo funciona la comisión de éxito). Aunque la normativa española permite «resetear» la «marca de agua» en la comisión de éxito después de haber pasado 3 años desde su máximo, el equipo gestor renunciará a hacerlo.

Aunque el importe mínimo de inversión subsecuente no cambiará para los partícipes que queden invertidos en la Clase A, se establecerá entonces un mínimo de inversión inicial en dicha Clase A para nuevos partícipes de 10 millones de Euros. Así, los partícipes que han quedado invertidos en la actual Clase A podrán seguir haciendo aportaciones de manera indefinida y por cualquier cantidad.

La pretensión al reducir substancialmente la comisión de gestión fija y repartirla entre una menor comisión de gestión fija y una nueva comisión de éxito, es que el partícipe pague sólo la mínima comisión fija los años en los que el fondo no gana o pierde, y el equipo gestor sólo gane cuando el partícipe gana. En una situación ideal el fondo sólo tendría comisión de éxito, pero desafortunadamente existen una serie de gastos fijos que hay que pagar todos los años independientemente de su rentabilidad. Creemos que este esquema es la manera más justa de compensar al equipo gestor y de alinearlo aun más con los partícipes.

Simultáneamente al cambio aplicado a la Clase A cuando alcance los 25 millones de Euros, nacería entonces una Clase B para nuevos partícipes sin importe mínimo inicial (1 participación) de nuevo con una comisión de gestión fija de 1.00% y sin comisión de éxito.


La segunda parte del plan seguirá un régimen basado en el tiempo que el partícipe haya permanecido en el fondo.

Comenzará cuando la Clase B alcance un patrimonio de 25 millones de Euros, y se aplicará sobre la totalidad del patrimonio de dicha clase. Se introduce entonces un escalonado en 4 Clases (A, B, C y D) basado en los años que el partícipe haya permanecido invertido. Los partícipes existentes en la Clase B que hayan permanecido invertidos por 5 años o más pasarán a la Clase A, los demás quedarán en la Clase B. El objetivo es premiar la confianza, fidelidad, disciplina y constancia en la inversión de largo plazo con la progresiva reducción de la comisión de gestión fija.